Iconografía y devoción a Santa Gertrudis (ES)

Iconografía y devoción a Santa Gertrudis (ES)

en el monasterio cisterciense de San Clemente de Sevilla

Breve reseña histórica

l Monasterio de San Clemente de Sevilla se ha mantenido en el mismo lugar desde su fundación, en 1248, con un breve paréntesis a causa de la invasión francesa primero y la desamortización de Mendizábal (desde 22 de julio hasta 30 septiembre de 1810), después. Su nombre se debe a la festividad del día en que conquistó San Fernando la ciudad, el 23 de noviembre. Así, tanto el Rey Santo, como su sucesor Alfonso X El Sabio, tuvieron intención de fundar este cenobio, aunque  sería  el  arzobispo  don  Remondo,  quien  mandaría realizar su primera construcción el 10 de enero de 1284. Don Alfonso X El Sabio, dispensó su real protección al monasterio, concediendo privilegio, amparo, propiedades de palacios árabes y exención de tributos.

En los siglos XVII y XVIII, San Clemente se encuentra con una comunidad pujante, que según data en los libros de Mayordomía, llevó adelante una trascendental obra de restauración y mejora en importantes partes del monasterio, como el claustro principal, la espadaña, la creación de un nuevo compás y un nuevo refectorio. Igualmente la iglesia se decoró con pinturas murales, nuevos retablos, esculturas. En este contexto se puede apreciar la rica gama de obras dedicadas por ejemplo a Santa Gertrudis la Magna. Es el caso de Juan Valdés Leal y su hijo Lucas Valdés (1681 y 1690), que como dote por el ingreso de M a de la Concepción, hija de Valdés Leal, (Libro II folios 444 y 884 del Archivo del monasterio) se compromete con la abadesa y la comunidad a llevar a cabo diversos trabajos de mejora de retablos y pintura de mu- rales y lienzos, algunos dedicados a la santa en mención.

Luego, en los sucesivos siglos, llegada la desamortización, el monasterio quedó privado de todos sus bienes, sumido en una decadencia económica insuperable como tantos otros. La consecuencia más directa estuvo en la imposibilidad de poder llevar a cabo un mantenimiento adecuado de las instalaciones, que poco a poco fueron llevando a la ruina distintas zonas del monasterio. A pesar de estos hechos históricos que oscurecían un poco el porvenir material del Monasterio de San Clemente, cabe destacar dos aspectos muy importantes en su historia:

1° El gran amor que han tenido las distintas generaciones de monjas al arte, la música, la pintura, etc. como expresión de su espiritualidad cisterciense inculturizada en la ciudad de Sevilla; y por ende el cuidado del valioso patrimonio histórico-artístico del Monasterio de San Clemente, sabiéndolo guardar y custodiar celosamente.

2° La mano providente de Dios y el generoso patrocinio de Obras Sociales concretas que por su afecto a la comunidad han permitido que a sus casi 750 años de fundación, fuera posible la asignación de este Monasterio de San Clemente como una de la sede del Pabellón de la ciudad para la Exposición Universal de 1992, haciendo realidad la tan deseada rehabilitación general del monasterio, restaurándose los elementos arquitectónicos más valiosos, como la iglesia y el claustro principal, así como la organización de los espacios de la comunidad que antes estaban dispersos por una enorme superficie y carente de los mínimos servicios. La rehabilitación del monasterio en su zona de uso cultural para Salas de Exposición, cedida temporalmente al ayuntamiento bajo Convenio firmado por ambas partes. Y la rehabilitación de los compases del monasterio, trasladando el antiguo acceso desde el compás de la calle Santa Clara a la actual entrada por el compás de la calle Reposo.

Es significativo subrayar también, que la iglesia del Monasterio de San Clemente fue objeto de cuatro importantes proyectos de restauración. Los dos primeros consolidando la cubierta de presbiterio y nave. El tercero restaurando el artesonado, azulejería y retablos laterales, de los que posteriormente se hará mención. El cuarto y último proyecto, impermeabilizando muros contra humedad, restaurando carpintería de madera en puertas, soportes de campanas, decorados del coro bajo, vidrieras, púlpito, rejas, etc. Instalando alumbrado eléctrico y megafonía.

En la actualidad, la iglesia del Monasterio de San Clemente abre agradecida sus puertas a la pública contemplación de obras de arte rescatadas del olvido y embellecidas nuevamente como en su tiempo inicial. […]

DOWNLOAD PDF

Chiudi il menu